Arxivar per 2007-02-16

Pirómides – Terry Pratchett

Estem parlant de Terry Pratchett, qui sinó? la bruixa de la J.K.Rowling es una autora…
Per a més informació sobre Terry Pratchett consultar aquesta web no massa bonica, però plena d’informació.

Després dels èxits dels posts anteriors sobre els llibres d’en Terry Pratchett, no m’he ne pogut estar de fer agafar un nou llibre de la bilbioteca, encara que tingui més de 400 pagines, es tracta de “Piromides“. La història va d’un fill d’un faraó d’un regne una mica pobre, on els unics elements que hi ha en abundancia son les pedres i la sorra. El cas es que aquest xicot vol ser assassí, i per això segueix el procediment, apuntar-se a l’academia del gremi d’assassins. També s’ens explica la autèntica història sobre l’antic Egipte, i els misteris sobre la construcció de les piràmides.
A continuació alguns dels fragments del llibre (amb una mica de sort l’autor no entrada en aquest blog i no em demanarà drets d’autor).

Todo reino con rio que se respete un poco a si mismo sufre terribles plagas sobrenaturales, pero la mas pavorosa que el Viejo Reino había conseguido escenificar durante los últimos cien años fue la Plaga de la Rana*
*Eso sí, se trataba de una rana muy grande.

Hay quienes afirman que en Ankh-Morpork una vida no vale nada. No pueden estar mas equivocados, naturalmente, ya que el precio de la vida no para de subir. Morir, en cambio, no te costará ni una moneda.

Si introduces este pez en un organismo humano produce el curioso efecto de convencer a cada célula de que debe aumentar de tamaño unas dos mil veces. El resultado es invariablemente fatal y muy ruidoso.

– Águila flacucha, ojo, garabato, hombre con un palo, pájaro sentado en el suelo, garabato. – leyó.
– Creo que deberíamos pensar seriamente en estudiar idiomas modernos.

El Viejo Reino estaba lleno de tortugas. Se las podía llamar montones de cosas – vegetarianas, pacientes, distraídas e incluso maníacas sexuales extremadamente diligentes y tozudas.

(un home té un atac d’ansietat)
– Traedle una vaso de agua
– Ponedle una bolsa de papel encima de la cabeza
– Sacrificad una gallina debajo de su nariz.

Preguntó Koomi, quien a esas alturas ya se hallaba sumido en un desierto de dudas y temores*
*Una cultura menos reseca habría utilizado las palabras “un mar”.

– ESTO ES FRANCAMENTE IRREGULAR.
– Lo sentimos. No es culpa nuestra
– ¿CUANTOS SOIS?
– Me temo que más de 1300.
– BIEN, DE ACUERDO… HACED EL FAVOR DE FORMAR UNA COLA.

Intentar animar a un camello siempre es un error que se paga muy caro, y como pérdida de tiempo no tiene nada que envidiar al dejar caer merengues dentro de un agujero negro.

Nota:9/10