Cas típic 228: noi li agrada noia, noia desitja que el noi visqui "tiempos interesantes"

Posted: 2007-08-01 in Llibres, Terry Pratchett
Tiempos interesantes – Terry Pratchett

En el contient contrapes, la pitjor maledicció que pots sentir es: “Ojalá vivas tiempos interesantes”.

Tiempos interesantes, dels millors llibres de Terry Pratchet sense cap mena de dubte. Un pais que no es xina, però te ninjes, camps fangosos, senyors de la guerra, un emperador que viu a la ciutat prohibidada i una muralla al voltant de tot el país. Aquest cop Rincewind esta acompanyat d’un heroi llegendari Cohen El barbar, que ara es fa enomenar Genhis Cohen. Però cal recordar que les llegendes són antigues… I al final del llibre es descobreix com en Rincewind acaba al “País del fin del mundo”.

Las referencias geográficas que daban los forajidos solían ser más del tipo “sigue recto pasada la ciudad en llamas y gira a la derecha cuando llegues donde están todos los ciudadanos colgados de las orejas”.

|——–|

– Oh cielos, yo no soy barbaro de siempre. Yo era maestro de escuela. Pero decidí dejarlo para ganarme la vida con la espada.
– ¿Después de ser profesor toda su vida?
– Suposo un cambio de prespectiva, sí.
– Pero… bueno… seguramente… la privaciones,… los peligros terribles, el riesgo diario de muerte…
El señor Saveloy se animó de pronto:
– Ah, también usted ha sigo mmaestro, ¿verdad?

|——–|

(El señor Saveloy enseña a en Gengis Cohen y a la seva horda de barbars a ser civilitzats, i li ensenya a en Gengis a comprar una poma en una botiga)
– Muy bien, todos: ¿Quién puede decirme lo que Gengis ha hecho mal?
– ¿No ha dicho por favor?
– No.
– ¿No ha dicho gracias?
– No.
– ¿Le ha arreado al hombre en la cabeza con un melón y lo ha estampado contra las fresas y le ha dado un patada en las pelotas y le ha pegado fuego a su tenderte y le ha robado todo el dinero?
– ¡Correcto!

|——–|

– ¿Podéis mostrarnos algo más de magia?
– Sé uno bueno -dijo-. Es un truco de desaparición.
– ¿Podeis hacerlo ahora?
– Solamente si se dejan abiertas las puertas y todo el mundo se pone de espaldas.
Luego se oyó un ruido como si estuvieran estrangulando a muchos conejitos.

|——–|

Los grandes visires siempre eran megalómanos maquinadores. Probablemente estaba en el perfil de trabajo: “¿?Es usted un loco traicionero, conspirador y taimado? Ah, bien, entonces puede usted ser mi ministro de más confianza”.

|——–|

Además, el emperador no estaba simplemente en el umbral de la Muerte sino que ya se había adentrado en el recibidor, estaba admirando la alfombra y haciendo comentarios sobre el perchero.

|——–|

No, claro. Dosflores nunca quería causar problemas. Había gente que nunca quería causar problemas. Probablemente lo último que se oiría antes de que el universo se plegara como un sombrero de papel sería a alguien decir: “¿Qué pasa si hago esto?”.

|——–|

– Pero… pero… ¡He visto a esos guardias luchar antes! ¡Són invencibles!
– Nadie nos lo dijo.
– ¡Pero los habeís derrotado a todos!
– Possí…

|——–|

– Este es Gengis Cohen -dijo el señor Saveloy-. Hacedor de grandes hazañas. Matador de dragones. Asolador de ciudades. Una vez compró una manzana.

|——–|

De echo, eran gente. Puede que fueran incluso humanos, o por lo menos habían tenido a humanos entre sus antepasados antes de que alguienm cientos de años atrás, dijera: “Veamos cómo de grande y gorda podemos criar a la gente. Intentemos conseguir a unos cabrones realmente grandes”.

|——–|

– ¿Envenenado? -dijo Cohen-. ¿Estás seguro?
– Bueno, a ver, era un botellín negro y tenía una calavera y unos huesos cruzados pintados y cunado la inclinó empezó a echar humo -dijo Rincewind-. ¿Sería esencia de anchoas? Yo creo que no.

|——–|

Los cuatro jinetes cuya cabalgada presagia el fin del mundo son conocidos como Muerte, Guerra, Hambre y Peste. Pero hasta los acontecimientos menos importantes tienen sus propios jinetes. Por ejemplo, los Cuatro Jinetes del Resfriado Común son Moquera, Congestión de Pecho, Napia y Falta de Pañuelos. Los Cuatro jinetes cuya aparición anuncia cualquier fiesta del calendario son Tormenta, Ventolera, Aguanive y Carril Habilitado en Sentido Contrario.

|——–|

Un samurai fijó la mirada con Cohen. Se sacó un trozo de seda de la armadura y lo lanzó al aire. Agarró con la otra mano la empuñadura de su espada larga y estilizada…
Apenas se oyó un siseo, pero tres jirones de seda cayeron suavemente al suelo.
Cohen cojió un pañuelo.
El samurai miró la espada de Cohen. Era larga, pesada y tenía tantas muescas que se podría usar como una sierra.
– Nunca lo conseguirás -dijo el samurai-. ¿Con esa espada? Nunca.
– ¿En serio? -dijo-. Mira esto.
El pañuelo se alzó en el aire. Cohen agarró su espada…
Antes de que el pañuelo empezara a caer yya había decapitado a tres samuraís que estaban mirando hacia arriba.

|——–|

El ejército depende de la gente dispuesta a guardar puertas o puentes o desfiladeros pase lo que pase y a menudo existen poemas heroicos escritos en su honor, invariablemente póstumos.

Nota:9/10

Anuncis
Comentaris
  1. Pons ha dit:

    Segur si parles del Harry Potter tindria més èxit.

    Però no ho farè.

  2. gary ha dit:

    Tot depen de l’èxit que vulguis.

  3. […] at 5:00 (Llibres, Terry Pratchett) Ho heu encertat, “Tiempos interesantes” es el titol d’un dels meus llibres preferits de Mundodisco. Apareix un país semblant […]

Comenta que es gratuït, de moment...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s