Arxivar per 2011-06-27

Después de otra reunión de la CE , algunos ministros decidieron pasar por el Museo del Louvre para aliviar el “estrés” y se paran meditativos ante un precioso cuadro de Adán y Eva en el Paraíso.
Suelta Angela Merkel:
– Miren que perfección de cuerpos: ella esbelta y delgada, él con cuerpo atlético, los músculos perfilados … Los estereotipos son necesariamente alemanes.
Sarkozy respondió de inmediato:
– De ninguna manera. Es evidente que el erotismo que se puede ver desde ambas figuras… ella tan femenina … él tan masculino … saben que pronto llegará la tentación … Sólo pueden ser franceses.
Moviendo negativamente la cabeza, Gordon Brown arriesga:
– Of course not! Miren atentamente … la serenidad de sus rostros, la delicadeza de la pose, la sobriedad del gesto … Sólo pueden ser Ingleses.
Después de unos segundos más de contemplación, Zapatero exclama:
– NO ESTOY DE ACUERDO.. Miren bien: no tienen ropa, no tienen zapatos, no tienen casa, sólo tienen una manzana para comer … no protestan y encima piensan que están en el paraíso … No tengo la menor duda, son españoles…

– Do you speak English?
– Yes!
– Name?
– Abdul al-Rhazib.
– Sex?
– Three to five times a week.
– No, no…I mean male or female?
– Yes, male, female, sometimes camel.
– Holy cow!
– Yes, cow, sheep, animals in general.
– But isn’t that hostile?
– Horse style, doggy style, any style!
– Oh dear!
– No, no! Deer run too fast…

Un barco tenía un capitán muy valiente. Un día van a atacar un barco pirata, entonces, el capitán le dice a uno de sus soldados:
– ¡Tráigame mi camisa roja!
El soldado se la lleva, y van a la batalla y ganan. Al otro día vienen dos barcos piratas y el capitán le vuelve a decir:
– ¡Tráigame mi camisa roja!
Ese día vuelven a ganar, entonces, el soldado le pregunta al capitán:
– Capitán, ¿por qué cada vez que vamos a batalla, usted pide su camisa roja?
Y el capitán le contesta:
– Porque si me llegan a herir, ustedes no se darían cuenta, y seguirían peleando.
Al otro día vienen 10 barcos piratas, y el capitán le dice:
– ¡Tráigame mis pantalones marrones!

Hombre: ¿Dios?
Dios:     ¿ Si?
Hombre ¿Puedo preguntarte algo?
Dios:       Por supuesto!
Hombre: Que es para ti un millón de años?
Dios:       Un segundo
Hombre: Y un millón de euros?
Dios:       Un céntimo
Hombre: Dios …. podrías darme un céntimo?
Dios:       Espera un segundo

George W. Bush y Tony Blair están en una cena en la Casa Blanca.
Un invitado se acerca y les pregunta:
– ¿De qué están hablando?
– Estamos haciendo planes para la Tercera Guerra Mundial, -dice Bush.
– ¿Y cuáles son esos planes?,dice el invitado.
– Vamos a matar 14 millones de moros de mierda y 1 dentista -contesta Bush.
El invitado les mira confundido y pregunta:
– ¿Un dentista? ¿Por qué van a matar a un dentista?.
– Bush le da una palmada en la espalda a Blair y le dice:
– ¿Qué te dije? ¡Nadie va a preguntar por los moros!